Las camas son por excelencia las mejores amigas que tenemos para el buen descanso, bueno para ser exactos debo decir que no exactamente la cama sino más bien el colchón. Son muchas la personas que cada día cuidan de sus colchones para tenerlos siempre en perfecto estado y que su descanse sea lo más agradable posible. Los fabricantes recomiendan que los colchones se cambien cada diez años, por lo que podemos decir que es la vida máxima que puede tener un colchón, la verdad es que con el tiempo es un producto que ha ido evolucionando, seguro que nuestras abuelas hubieran dado lo que fuera por dormir en un colchón como los de ahora cuando eran niñas, la diferencia desde luego es abismal y con el paso de los años se ha comprobado que con los colchones de hoy en día la gente descansa mucho más que antes. Es normal que la gente en ese sentido sea tan exigente, pensemos que pasamos una media de seis u ocho horas durmiendo, si el cuerpo durante ese tiempo no descansa de la manera correcta con el paso del tiempo no solo se sufrirá de insomnio, sino que también de fuertes dolores de espalda.

Es por eso que la mayoría siempre va teniendo cuando sale de vacaciones sin saber qué clase de cama le va a poder tocar, sin ir más lejos mi hermana que ha estado de vacaciones esta Semana Santa recién pasada, ha venido quejándose de la mala calidad de los colchones, dice que el suelo está mucho más blando que el colchón en el que ha dormido varios días, sin lugar a dudas es un tema delicado que los hoteles deberían tener en cuenta ya que quien sale de sus casa solo busca el buen descanso ,sobre todo en vacaciones que es cuando más cansado se suele estar. Ellos piensan que con trabajar codo con codo con resuntex.es está todo solucionado, es verdad que la ropa de cama es muy importante, las sábanas limpias es lo que de verdad vamos buscando todos, un protector colchon asegurándonos que el colchón está limpio, pero la verdad es que sirve de poco si no se cuida la base principal que es el cambio de un colchón cuando ha llegado el momento.

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, todavía no ha comenzado el verano para que le dé tiempo a muchos hoteles a cambiar sus colchones y a mirar de otra manera el descanso de sus clientes.

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *