estanque naturalLa idea de construir un estanque natural nació de mi curso intensivo de permacultura en el 2010, pero la verdadera motivación y la seguridad que necesitaba para atreverme a hacerlo vino de un curso en el Krameterhof, en Austria, donde aprendí la técnica de Joseph Holzer, misma que inspiró el libro Wüste oder Paradies (Desierto o Paraíso).

En su libro, Sepp explica cómo, si el estanque asemeja a un lago natural lo mejor posible, su impacto en el ecosistema es enormemente positivo: atrae fauna silvestre, proporciona humedad todo el año para flora y fauna, regula el microclima y reestablece los mantos acuíferos.

A los humanos nos proporciona belleza, un oasis para relajarse, observar aves exóticas, establecer la reproducción de peces comestibles y una reserva de agua para tiempos de sequía.

Desierto o Paraíso?

La construcción de un estanque natural no es algo que se pueda tomar ligeramente; varios factores críticos deben planearse y realizarse con rigor, de lo contrario la obra puede convertirse en un enorme problema ecológico.

El dique es probablemente el elemento más importante. Su función es soportar el peso del agua, y debe construirse sobre curvas de nivel, en capas suficientemente delgadas para poder irlas comprimiendo lo suficiente y crear una barrera tan densa, que no permita filtración de agua.

El dique de nuestro estanque fue hecho con maquinaria pesada, donde se compactaron unas 30 capas de tierra arcillosa una sobre la otra hasta formar una barrera de mas de 10 metros de ancho en su base y 3 metros en la parte alta, con una elevación de más de 6 metros, lo que permite una profundida máxima del lago de 4 metros.

El suelo del estanque tambien fue compactado, pero aquí no es necesario que el material sea tan denso.

El suelo debe ser semi-permeable, para permitir que el agua sature el subsuelo y el lago no esté completamente aislado de su entorno.

En el estanque natural otro punto crítico es el drenaje.

El estanque debe permitir la salida de agua de una manera controlada, sobretodo en un evento de mucha lluvia, sin que el agua llegue a desbordarse por encima del dique, pues esto acabaría erosionándolo en cuestíon de varias horas.

El drenaje dirige la salida de agua por un costado, lejos del dique, y fué diseñado para que el nivel del agua nunca suba más de 50cm por debajo la corona del dique, y fue asegurado con piedras y un poco de concreto para que nunca se taquee ni se lave.

La foto de arriba muestra la “instalación” de una roca grande, que separamos para esta ocasión desde hace un año, cuando hacíamos los trabajos de las terrazas.

La roca va a servir para sentarse a disfrutar el lago, como plataforma para lanzarse al agua, o para sentarse a pescar Tilapias.

Te recomendamos este otros post, para su lectura, por su interes como usuario.

Esperamos que te haya gustado este post!!!

 

admin

alexyaran@hotmail.com

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *